viernes, 26 de julio de 2013

Reconstrucción Comunista frente al 60 aniversario del m-26 de Julio.

El día 26 se han cumplido 60 años del asalto al cuartel de la Moncada, momento clave en la historia  revolucionaria cubana, momento que se tiene como el inicio de la revolución cubana que se extiende hasta hoy.
Esta revolución no solo significó un avance para la clase obrera en Cuba, significó un avance revolucionario global que se extendió por todo américa latina. De esta manera se inició un proceso de socialización en el país que no terminó de profundizar, lo que conllevó a que no se implantara un sistema socialista y se sembraran las semillas de los males que han hecho que Cuba llegue al peligroso momento en el que se encuentra.
La revolución Cubana se enfrentó al imperialismo, pero no solo en el territorio cubano, financió y apoyó movimientos revolucionarios especialmente en América latina, pero llegó a exportar la revolución antiimperialista a África, siendo célebre la hazaña que realizaron en Angola, posibilitando que el pueblo de Angola triunfara sobre el ejército del apartheid sudafricano y la UNITA, lo que a la larga posibilitó la caída del propio régimen sudafricano.
La revolución Cubana en muchos aspectos fue ejemplar, la reivindicamos como algo propio, siempre la hemos apoyado en su lucha contra el imperialismo y lo seguimos haciendo, estamos hablando de un apoyo real, de un apoyo crítico a este proceso revolucionario, a diferencia de los revisionistas del estado que hablan de Cuba como paraíso socialista de forma acrítica, analizando la situación y la problemática de Cuba y del Partido Comunista Cubano por sentimientos y no de manera dialéctica, científica.
El movimiento revolucionario cubano dirigido por Fidel y el PCC a partir de 1965 se posicionó desde un principio con el revisionismo soviético, apoyando las tesis del XX Congreso del PCUS, dejando la lucha ideológica en un segundo plano, lo que conllevó la infiltración del PCC por parte de elementos antileninistas. Ellos apoyaron el congreso y la dirección que representó el principio del fin del movimiento comunista internacional y de la propia URSS.
Fueron dependientes de la URSS, no industrializaron el país, y esto llevó a que cuando los revisionistas liquidaron la URSS dejó de llegar la ayuda a Cuba y se recrudeció el bloqueo norteamericano, la cual tuvo que decretar un periodo especial de 7 años, en los cuales el estado estuvo a punto de colapsar.
El proceso socializador que se inició en Cuba se encuentra actualmente en franco retroceso, nunca se llegó a implantar un régimen socialista como tal, los revisionistas soviéticos tuvieron mucho que ver en esta cuestión. Este estancamiento fue uno de los motivos por los que el Che abandonó Cuba.
Desde que comenzó la enfermedad de Fidel se ha recrudecido el retroceso en la revolución cubana, el sexto congreso del PCC está siendo una perestroika en toda regla, encaminando a la revolución cubana hacia el socialismo del siglo XXI, que no es más que el revisionismo disfrazado, es un retroceso, que lleva a la revolución a su fracaso absoluto implantando de nuevo la explotación del hombre por el hombre, la propiedad privada, el multipartidismo burgués, en otras palabras instaurando el capitalismo salvaje de nuevo en la isla.
Y mientras esto sucede en vez de clamar al cielo para revertir esta situación, los revisionistas patrios siguen aplaudiendo de forma mecánica todo lo que sucede, igual que ya en su día aplaudieron la perestroika soviética.
Es obligación de todos los comunistas denunciar lo que está pasando en Cuba,  si no, nos tocará lamentarnos cuando pase lo peor igual que pasó en la URSS, a los revisionistas patrios se les cayó el mundo encima en 1989, otros sabían ya lo que iba a pasar en 1956, cuando los revisionistas soviéticos dieron un golpe de estado y accedieron a la Secretaría General del PCUS.